Calidad

El agua de Bejís es una de las mejores. Su excelencia se denota, entre otras cosas, por su oligonometría de mineralización débil con escaso residuo seco (167 mg/l a 180ºC). Se considera un agua oligométrica cuando el residuo seco que queda después de la evaporación es inferior a 500 mg/l, por lo que con 167 mg/l, nuestra agua presenta un excelente resultado. 

Otra cualidad es su bajo contenido en Sodio, «especialmente indicada para dietas pobres en Sodio», pues con sus 2,8 mg/l está muy lejos del límite que la legislación establece para otorgar este calificativo (20 mg/l). Este índice determina la sal que tiene el agua, cualidad que la hace especialmente recomendada para la nutrición infantil, para las personas mayores y para personas con problemas de hipertensión. 

Los otros valores que queremos resaltar son su contenido en calcio (46 mg/l) y su contenido en magnesio (6,7 mg/l), por lo que está clasificada como agua de escasa dureza. El agua de Bejís, por su composición físico química, tiene unas cualidades apreciables de sabor y exquisita finura.